No todo el mundo puede tener continuamente el ordenador encendido, ya sea porque está en la misma habitación en la que duerme, porque supone un aumento del gasto en consumo eléctrico o por casos puntuales, como por ejemplo que se tenga que realizar un mantenimiento en la red eléctrica y no haya nadie físicamente para encender el ordenador, que es lo que le ha pasado hoy a un amigo en su oficina. Salen del trabajo a las 15, a las 15:10 cortan la luz por mantenimiento y después no habrá nadie para encender el ordenador.

Una forma sencilla de hacerlo es programando una alarma de arranque en la BIOS. La mayoría de BIOS permiten configurar eventos que al producirse arrancan el PC. Según la placa base hay más o menos eventos, algunos de ellos pueden ser:

  • Arranque al mover el ratón
  • Arranque al presionar una tecla
  • Arranque al teclar una contraseña
  • Arranque al recuperar la corriente
  • Arranque por alarma
  • Arranque al recibir una llamada con el modem
  • Arranque al recibir determinado paquete a través de la red

Captura del menú de la BIOS: Power Management

Captura del menú de la BIOS: Power Management

La opción para arrancar el PC mediante una alarma es “Power-On by Alarm”. Esta opción permite indicar para un día concreto o para todos los días, una hora en la que el ordenador deberá encenderse automáticamente. Una vez indicaba la hora solo queda guardar los cambios y listo.

Otra opción que también se puede ver en esa misma imagen, la que pone “AC Back Function”, ofrece la posibilidad de arrancar el ordenador cuando “vuelve la corriente”.

Otras opciones para arrancar el PC sin intervención denadie sería el arranque a través de LAN (WOL, Wake-on-LAN), que está indicado como “PME Event” y “Modem Ring Resume”, que permitiría conseguir la misma funcionalidad con una llamada telefónica.